• Juan Andrés Villegas l Mercadeo

Los Fantasmas Energéticos


Llega Halloween época donde los espíritus salen a relucir, los seres sobrenaturales vuelven a la vida y todo lo que en algún momento nos ha ocasionado miedo vuelve a invadir nuestras mentes; pero muchos no sienten terror solo hasta que ven el valor de la factura de servicios públicos, es ahí donde el miedo invade por completo nuestros pensamientos y hasta llegamos a sentir escalofríos ¿Por qué vemos un valor tan alto?


Una de las respuesta es el consumo fantasma, aquel invisible problema el cual siempre afecta constantemente los hogares y son esos gastos en electricidad que se generan aún cuando no estamos utilizando los electrodomésticos o aparatos electrónicos, como si de manera paranormal estuvieran gastando energía, pero no es así, esto lo vemos reflejado en la factura de servicios públicos que mes a mes nos puede causar dolores de cabeza debido a su exponencial aumento. En este año se registró un aumento en el uso de energía eléctrica en los hogares, debido a que la pandemia nos ha obligado a permanecer más tiempo en casa y a desarrollar nuestras labores dentro de la misma.


¿Por qué motivo consumimos energía sin estar usando dispositivos?

Gran parte de ello se debe al avance tecnológico de las últimas décadas, puesto que se han creado diversos aparatos con múltiples configuraciones ocasionando así una falta de eficiencia energética mientras estos permanecen en reposo siguen consumiendo energía sin parar.


Estudios han demostrado que una familia promedio posee hasta 40 productos que consumen energía todo el tiempo aún mientras se encuentran en reposo, si nos vamos a mirar las cifras estos productos individualmente no representan un valor tan alto en la factura de servicios públicos, pero en conjunto estos suman hasta el 10% del total del costo de energía mensual, por lo que nuestra factura va a incrementar de una manera terrorífica.


Entonces llega la factura de energía y el terror invade a los consumidores que espantados ven el valor en su consumo, que no te pase a ti, por ello es necesario que en estos tiempos de miedo y misterio tomar conciencia y asustar al consumo fantasma con el pequeño truco de implementar planes de ahorro de energía en nuestros hogares y evitar que la facturación te juegue una mala pasada. ¡Que tú no seas el asustado!


¡Gracias por tu mensaje!